Identidad ATMV

De la fragmentación a la simplificación

Una nueva marca que aúna las distintas vías de transporte metropolitano de Valencia con el propósito de mejorar y simplificar la experiencia del usuario a la hora de moverse por la ciudad y alrededores.

El reto de simplificar el uso del transporte metropolitano.

En el proceso de redefinición de gran parte de los entes públicos a través de la creación de nuevas marcas nacía este ente dependiente de la Generalitat Valenciana encargado de coordinar y planificar el transporte público en València.

La Autoritat de Transport Metropolitana de València se crea así como un consorcio encargado de coordinar el transporte público del área metropolitana de València de forma integrada. Cualquier municipio con transporte urbano podría adherirse a cambio de ceder sus competencias al consorcio, y hasta la fecha ya son más de 60 municipios los que se han suscrito al acuerdo. De esta manera, el transporte y la movilidad se convierten en un asunto metropolitano, superando la barrera municipal, englobando entidades como Metrovalencia, EMT Valencia, FGV o MetroBus.

Para abordar la nueva identidad de ATMV, partimos del concepto de simplificar y unir, pasar de la percepción fragmentada y compleja del uso de los diferentes servicios de transporte a la simplificación. También era importante representar a los diferentes medios de transporte que integraban este nuevo servicio para la ciudadanía.

Una marca que agrupa el transporte público metropolitano de Valencia.

Muy centrado en un público urbano, la necesidad visual partía de acercar los lenguajes de comunicación del transporte metropolitano a la gente que se desplaza por la ciudad, alejándonos de los discursos gráficos más sobrios e institucionales. Apostamos por una marca dinámica y sencilla en sus formas, apoyada por una gráfica urbana y flexible. Esta gráfica tenía que ser capaz de representar como decíamos las distintas vías de transporte público y la conexión entre las mismas; para ello utilizamos líneas de diferentes trazados y colores, con las que se generan composiciones y una identidad que simboliza la unión y coordinación de estas redes metropolitanas.

En definitiva, ATMV es un modo de adaptación a las nuevas realidades urbanas, donde las fronteras entre los municipios cuando coges un transporte no importan tanto como llegar al destino de una manera ágil y sencilla, algo que representa su marca, que aúna las distintas vías de transporte metropolitano de Valencia con el propósito de mejorar y simplificar la experiencia del usuario a la hora de moverse por la ciudad y alrededores.

Fotografías más evocadoras que descriptivas

La fotografía es otro elemento importante en la comunicación de ATMV. En este caso se opta por un tipo de imagen más cercana, en las que se muestran experiencias de usuarios haciendo uso de los diferentes transportes.

Proyecto seleccionado en los Premios ADCV 2019 a la excelencia del diseño valenciano en la categoría de Diseño Gráfico: Mejor Identidad Corporativa.

Para:
Autoritat de Transport Metropolità de València
Qué hicimos:
  • Branding
  • Diseño de logotipo
  • Identidad corporativa